Breaking News
Loading...

Translate

martes, 10 de agosto de 2010

Info Post
Un repaso sobre los votos tomados en relación con el matrimonio, las mujeres y los jóvenes


SessionReflection246.jpg
Los más de dos mil delegados provenientes de todo el mundo que asistieron al Congreso de la Asociación General 2010 en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, tomaron importantes decisiones para los próximos cinco años. Entre ellas se destacan:
-La elección de Ted N. C. Wilson como presidente de la Iglesia Adventista, quien expresó con claridad la función que "el reavivamiento y la reforma" tendrán bajo su liderazgo.
-Los cambios al Manual de Iglesia para incorporar definiciones más claras sobre el matrimonio, la autoridad dada a las diaconisas y el proceso que se ha de seguir con los feligreses que se apartan de las enseñanzas de la iglesia.
-La propuesta de que la iglesia lleve a cabo una revisión completa de la teología bíblica de la ordenación, que se produce en un momento cuando los delegados de ciertas regiones del mundo presionan para que las mujeres tengan mayores funciones de liderazgo.
-El reconocimiento de la función de los jóvenes y la búsqueda de maneras de incrementar su presencia en los organismos de decisión de la iglesia.
Éxitos del evento
Muchos delegados, provenientes de diversas culturas y con diversas posiciones en la izquierda, el centro y la derecha del espectro religioso adventista, destacaron el éxito del Congreso.
Paul Ratsara, president de la iglesia en la region de África Meridional-Océano Índico, ofrece una oración durante el culto del pasado 3 de julio. [fotografía: Josef Kissinger]
SessionRatsara246.jpg
"La nominación de Wilson por parte de más de doscientos delegados de la Comisión de Nombramientos fue vista como clave para los que creen que la iglesia necesita seguir dedicada a su curso fundamental de predicación del mensaje adventista para el tiempo del fin.
"Lo que se destaca es la visión del pastor Wilson que busca asegurarse que la iglesia avance hacia la etapa final de proclamación para el derramamiento del Espíritu Santo", dijo Armando Miranda, uno de los vicepresidentes de la iglesia y ex líder de la organización en México.
En efecto, en sus comentarios públicos desde que fue elegido, Wilson ha enfatizado la necesidad de buscar consejo en la Biblia y los escritos de Elena G. de White, cofundadora de la iglesia.
Otros se mostraron más cautos en relación con Wilson.
"A juzgar por su sermón, creo que la iglesia está regresando a las bases, pero espero que no vuelva al enfoque legalista de las cosas", dijo Shirley Chang, de California, una de los tres laicos de Norteamérica en la Junta Directiva de la Asociación General, que cuenta con más de trescientos miembros.
Durante el Congreso, también se dedicaron muchas horas a revisar el Manual de Iglesia, que ya tiene 78 años. La mayoría de los 95 cambios propuestos fueron menores, pero algunas propuestas mostraron ser controvertidas porque estaban relacionadas con temas que no estaban oficialmente en la agenda, como por ejemplo la posición de la iglesia en contra de la ordenación de las mujeres, que el diverso grupo de delegados quería que se tratase.
La comisión que pasó años estudiando el Manual de Iglesia, por ejemplo, propuso permitir que cada una de las trece regiones decidiera si podían ordenarse diaconisas, para que estuvieran a la misma altura de los diáconos. Después de todo, así es como la iglesia ha tratado el tema de la función de las mujeres pastoras: el liderazgo de cada región puede decidir si pueden ser "comisionadas".
Las mujeres y el ministerio
Por ello, no resulta sorprendente que esta discusión terminara mencionando el tema de la ordenación de la mujer al ministerio, tema que no estaba en la agenda. Sin embargo, pareció ser el lugar más apropiado para que los delegados trataran el tema, en especial para los defensores de esta medida, que provienen de Europa, Oceanía y los Estados Unidos.
Los delegados votan revisiones al Manual de Iglesia, el pasado lunes 28 de junio. [fotografía: Gerry Chudleigh]
SessionVote246.jpg
"Es de esperar que en el próximo Congreso se estudie la posibilidad de ordenar a las mujeres", dijo Mariann Harbarth, delegada de Alemania.
"Nos gustaría avanzar en este sentido", dijo Barry Oliver, presidente de la región del Pacífico Sur. "En nuestra región, la unidad de la iglesia está siendo afectada por nuestro fracaso en avanzar".
Muchos delegados de América Latina y el África, siguen oponiéndose a la medida. Algunos se opusieron inclusive a la ordenación de diaconisas, porque dijeron que eso sería abrir la puerta de la ordenación de las mujeres al ministerio.
Sin embargo, los delegados rechazaron la recomendación de la Asociación General y decidieron que los diáconos y diaconisas tengan el mismo estatus en todo el mundo, por lo que esta decisión ya no dependerá de los líderes regionales.
Sobre el matrimonio
Acaso el tema más controvertido de todos haya sido el del matrimonio, definida en el Manual de Iglesia de la siguiente manera: "El matrimonio, instituido por Dios, es una relación monógama y heterosexual".
El pastor J. Fred Calkins de Kentucky, talla una antigua herramienta usada para trenzar cuerdas, para pasar el tiempo durante una de las reuniones administrativas del Congreso, en un salón casi vacío. "Estas reuniones pueden ser muy aburridas", dijo Calkins. "La gente dice lo mismo seis veces, pero sé que estos encuentros son importantes y quiero estar aquí para orar por los temas analizados". [photo: Josef Kissinger]
SessionGuest246.jpg
La propuesta de añadir las palabras "entre un hombre y una mujer" a la definición resultaba incómoda para una minoría de los delegados, en especial uno de Holanda, que declaró públicamente que la definición es alienante para los homosexuales de ambos sexos.
Su propuesta de cambiar a "El matrimonio es una relación monógama amante y de mutuo consentimiento entre dos adultos", produjo un revuelo entre los delegados e hizo que muchos se alinearan frente a los micrófonos para oponerse a la medida. Su propuesta fue rechazada por una amplia mayoría.
Finalmente, se aprobó la propuesta original, que enfatiza la posición de la iglesia.
El pastor John Leeman, de Vanuatu, dijo que aunque sentía que la propuesta del delegado holandés no era apropiada, "veo que hay una necesitad, hay algo que representa un llamado de atención".
Leeman dijo que escuchar el comentario del delegado europeo con ideas abiertas sobre la homosexualidad es un llamado a despertar: "Si su tío, su tía, su hermano es homosexual, ¿cómo los tratarían? Si ellos vienen a la iglesia, se sientan juntos y se toman de la mano, ¿qué haría usted? ¿Qué les diría Jesús?"
Los líderes de la iglesia no tenían respuestas para todo, pero escucharon con atención la voz de los delegados, aun respecto de temas que no estaban en agenda.
La discusión constante sobre la ordenación de las mujeres llevó al delegado Ray Hartwell, presidente de la Asociación de Pensilvania, Estados Unidos, a que hiciera un llamado para un estudio acabado de la ordenación. Como resultado, la comisión encargada de la agenda diaria del Congreso, acordó solicitar un informe abarcador sobre el tema de la ordenación dentro de los próximos cinco años.
Asimismo, los llamados constantes para que exista una representación mayor de los jóvenes por cierto atrajo la atención de los líderes.
El próximo congreso se llevará a cabo dentro de cinco años en San Antonio, Texas, Estados Unidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

deja tu comentario aquí...