Breaking News
Loading...

Translate

lunes, 20 de agosto de 2012

Info Post

org/article/5625/archives/
issue-2012-1523/a-response-to-the-pacific-union-conference-constituency-vote 
El asunto de la ordenación de la mujer queda virtualmente eclipsado en comparación a la decisión unilateral tomada ya por dos Uniones. 

La gran pregunta en todo este debate va mas alla de sexo (gender), cultura o "discriminacion". El asunto de fondo es ¿qué desea Dios, cuál es su voluntad, es su voluntad o la mia? Las ordenes tienen que venir claras de Aquel que es la cabeza. Y cuando la iglesia se reune en su sesiones mundiales y decide sobre algo, se nos ha revelado que es es la voz de Dios, quien la dirige. ¿Lo hemos buscado lo suficiente sobre nuestras rodillas, agonizando para saber que esa es su voluntad, al punto que consideramos eso mas importante que la unidad misma de su iglesia en su totalidad par allevar adelante la mision, o simplemente oramos para que Dios haga lo que esta de acuerdo con nuestra voluntad o conveniencia? ¿Esta la iglesia mundial equivocada cuando decide como cuerpo sobre estos asuntos y otros? ¿O estamos corriendo delante del Señor y su cuerpo (1 Corintios 12:20-27) siguiendo el camino correcto desde nuestra optica cultural (o complejo de cercania sin tener en cuenta el cuadro general - big picture) por encima de la iglesia mundial que acaba de enfocarse en las cinco iniciativas mas grandes de su historia cuando la unidad es indispensable? Pareciera que diablo se ha puesto nervioso y no solo quiere distraernos sino dividirnos para conquistar (divide to conquer) Si leo correctamente Apocalipsis 14, Dios ha levantado un pueblo con un mensaje de reunion en el monte de Sion que es su iglesia. Nuestras acciones como iglesia o individuos ¿juntan o desparraman? Dios esta guiando a un pueblo que es su cuerpo, no ramas sueltas aqui o alla (parafraseando a la profetisa).

Es curioso que cada vez que el Senor levanta un lider espiritual, de oracion, enfocado motivar e inspirar a su pueblo de regreso a las Escrituras y al Espiritu de Profecia, y a experimentar un genuino Reavivamiento y Reforma para cumplir la mision, parece que las fuerzas del infierno se desatan sobre su iglesia. La historia parece repetirse ya por 6000 anios. Ocurrio en Israel, en el primer siglo, durante la Reforma y continuamos con el ciclo. 

Tambien es curioso que a diario en el ambito secular ni se nos ocurriria pensar en cambiar algunas cosas establecidas y votadas por la mayoria (leyes de transito, del estado, pais, etc.); o simplemente lo reglamentos de la comunidad, del vecindario que son adoptadas a traves de un proceso de voto de la mayoria, y que si se quieren cambiar tambien van a traves de un proceso del que la mayoria participa y vota; y una vez votado asi queda hasta que todo el grupo afectado lo considera nuevamente. Pero en asuntos espirituales nos damos ciertos "lujos" o tomamos atribuciones que parecen desafiar la gravedad. Es como serruchar la rama del arbol en la que estamos sentados. 

El sacerdocio de todos los creyentes es un privilegio que implica responsabilidad de cada creyente hacia la unidad del cuerpo de Cristo. Esta es una iglesia mundial, no de Norteamérica, Europa o Australia y al hacernos miembros o ser electos dirigentes de ella, lo minimo que podemos hacer es apoyar y avanzar unidos en lo que la iglesia vota, a pesar de nuestras diferencias culturales, de las cuales el Senor se encarga a su tiempo y a su manera. ¿No es asi como esperamos y deseamos que las cosas funcionen a nivel de Junta de Iglesia local? Lo opuesto seria un caos, que en algunos casos requiere disciplina. El estar de acuerdo con Dios o con su iglesia solamente cuando sus ideas o principios coinciden con los mios, no tiene asidero. Es antropocentrismo de primer orden cuyos frutos son lamentables.

Esperaremos y seguiremos orando hasta octubre (y mas alla tambien) cuando Dios decida a traves del Comite de la AG. Es posible que para entonces hayan mas de dos Uniones comprometidas. Dios tenga misericordia de su iglesia y de su lideres. Lo alentador es que sabemos como han de terminar las cosas para el pueblo que guarda los mandamientos de Dios y tiene el testimonio de Jesucristo. Habran aprendido a depender, trabajar unidos, esperar  y confiar tanto en el Senor, que les sera lo mas natural seguir haciendolo por la eternidad. Los ultimos capitulos ya fueron escritos por Aquel que es y seguira siendo la cabeza de la iglesia. "Jehova es mi pastor, nada me faltara".

Saludos desde Zurich en camino a Slovenia.

Robert Costa

0 comentarios:

Publicar un comentario

deja tu comentario aquí...